Las orquídeas no crecen en desierto

El reciente hecho político en España cuando el país llevaba tanto tiempo sin poder elegir el presidente. O multitud de las manifestaciones  tanto en España, como en otros países, incluso intentos de golpes de estado en algunos, que no han dado frutos deseados, podrían y lo más probable llevaron solo a que el pueblo de esos países se desanimó. Pero nunca ha de bajar de brazos. Puede que la salida para elevar el nivel de la vida está en el otro lado. ¿Cual? Poco esperado y … quizá un poco largo, pero es seguro y “para siempre”.

Se trata de ir subiendo la consciencia de la gente.  Sacar las personas del estado de “durmientes despiertos”.

Para ilustrar esta frase y por qué el sistema multipartidaria esta vez en España no ha funcionado, vamos a ver una analogía. Imaginemos que ahora somos un desierto. ¿Qué plantas crecen en los suelos desérticos y áridos? Los cactus y un par de tipos de vegetación más. Por mucho que intentamos plantar retoños de otras plantas, no nos van a crecer, ¿por qué? Porque no es el terreno adecuado para estas plantas.

El “terreno” donde “nacen” los políticos es el pueblo mismo. Por mucho que el pueblo (terreno) intente adornarse de plantas (políticos) bonitos, que dan mucha sombra, que cuidan y protejan la tierra (el pueblo) de la corrosión o agotamiento, no les sirva de nada, porque otras plantas necesitan OTRO terreno.

 

La planta NO hace el terreno, la planta NACE del terreno.




Intentar plantar una planta en el terreno no adecuado para ella, es lo mismo que poner el caballo delante de la carroza: no funcionará. Primero hay que cambiar el “sustrato”, darle más abono, cambiarle el PH, más minerales y agua (por ejemplo).

Y estas son algunas de las variantes para ir cambiando el “terreno”:

1.  La primera y más imprescindible: “despertarse” = estar consciente en cada momento de tu vida de lo que haces, de lo que dices y para qué lo haces y dices. ¿Con qué fin?

2. Tomar plena responsabilidad por tu propia vida. NO depender de las circunstancias, ni del tiempo, ni de la opiniones de los demás, etc. = ser DUEÑO de tu vida y de tu realidad.

3. Al igual que la célula en un organismo – saber para qué estás. Con qué fin, qué vienes a aportar en este mundo. Una célula del ojo está para reconocer la frecuencia del rojo y pasarla hacia otra célula para que podamos ver. Una célula de la uña está para proteger la punta del dedo a la hora de teclear mucho. jeje. 🙂 Etc.etc.etc. Si una célula está sin encontrar su lugar en el organismo, todos sabemos cómo se “llama” y cómo se revela en el organismo: es contra lo que está luchando la sociedad – “cáncer”.
Y hoy en día, en el organismo de la sociedad se han acumulado muchísimas células “cancerígenas” que impiden su desarrollo saludable.

4. Y otros pasos como saber adiestrar y amistar con tu ego. Cómo ponerlo a tu plena disposición. Cómo hablar con tus ángeles de la guardia. Cómo regir tu realidad. Cómo crear las circunstancias favorables. Cómo no caer en una depresión. Cómo soñar y realizar los sueños. Y un largo “etc”. Y cuando la mayoría seamos así de hábiles, entonces, el “terreno” de nuestra sociedad empezará a abonarse como por si solo. Y así se crean los jardines del paraíso. 🙂

Y de esta forma hemos pasado del seco desierto al paraíso. 🙂

Comments

comments

No se admiten más comentarios