El sentido de la vida

Una vez alguien me dijo: ¡tu que vas a saber sobre el sentido de la vida, hay tanta gente que lo busca y no lo encuentra!

No es que me preocupaba mucho lo de encontrar este sentido, al igual que me importa tres pepinos si hay la vida en el Marte o que hay más allá del Universo. Mientras estos conocimientos no me ayuden a construir la vida que quiero, para mi esta información es inútil. 🙂

Y por mucho que no me importaba, resulta que aquellas palabras de aquel “alguien” se han caído en mi subconsciente, porque de repente (después de mucho pensar y reflexionar) entendí en qué consiste el hecho de nacer. Y es que nacemos para obtener experiencia. Cuanta más experiencia obtenemos, más sabemos lo que queremos.

Saber lo que quieres (pero tus deseos verdaderos) es lo que da sentido a tu vida. Realizar lo que quieres – es lo que da sabor y colores a tu vida. Tener la vida sabrosa y coloreada – es ser feliz. Ser feliz – es para lo que nacemos.

Y si de momento no te sientes feliz, entonces, el camino para alcanzar tu propia felicidad es para lo que hayas nacido tu. O yo, o él …. ella, ellos, nosotros. 🙂

pensando en voz alta 🙂

Comments

comments

No se admiten más comentarios