Un recipiente y su contenido. La diferencia

Todo el mundo sabe que “la felicidad no es el poseer de un bien, sino el estado de tu alma”. Pero .. .¿cuántos saben que hay detrás de estas palabras? ¿Cómo se hace eso de no atar tu felicidad a las posesiones?

Precisamente es la gran diferencia entre saber juntar las letras en palabras y ENTENDER lo que quieren DECIR estas palabras. La diferencia es como entre la taza y su contenido.

Alguien que haya probado el contenido, por ejemplo, un rico té, te da la taza llena de té. Es normal que te cojas la taza y bebes el té. Te “transmitieron” el té en una taza.  




Cuando alguien o algo (un libro, por ejemplo) te transmite el té (cualquier tipo de información) en la taza (palabras), lo que suele hacer la gente, es que en vez de beber el té (entender la información) … comen la taza (se maravillan con su bonito exterior, imitan este exterior, utilizan el mismo dibujo, forma) pero NO prueban el contenido. De ahí surge la desepción: “me han dicho que el té es rico y líquido, pero resulta que es duro, imposible de tragar y además, no es comestible” . Tonto, no comas la taza, bebe el té!!! Pero “beben” solo los más atrevidos.

El verdadero trabajo sobre uno mismo NO está en posesión de la taza, sino en el hecho de probar su contenido. 

 

Comments

comments

No se admiten más comentarios