La ley de perseverancia

Como siempre digo: el camino hacía el éxito sí es un camino cubierto de rosas. Lo que pasa que las rosas tienen espinas: dificultades, obstáculos, errores. Pero también victorias y logros.
Cuando todo va como “por arte de magia” es fácil mantener la calma y conquistar un objetivo tras otro.
Pero cuando surgen “espinas”, es ahí donde uno ha de revelar la paciencia y perseverancia, remangar la camisa y seguir actuando a pesar de las zancadillas del destino, actuar sin rendirse.
Tu éxito en gran medida dependerá de tu capacidad de resistir ante la “abalancha” de fracasos y decepciones.
Como dijo Winston Churchill “No te rindas nunca, nunca, nunca”.
Pero esto no significa que debes machacar siempre en un punto.
La perseverancia NO es utilizar lo mismo una y otra vez. Esto cansa. 🙂 La perseverancia es el afán de conseguir lo deseado.
La perseverancia es la calidad de la persona que le permite lograr sus objetivos.
La perseverancia es la capacidad de concentrarse en el objetivo, superando cualqueir obstáculo.
La perseverancia es la revelación física y psíqica de la seguridad en si mismo.
La perseverancia es una estrategia planeada que permite cada día más acercarse al objetivo y al mismo tiempo, es la flexibilidad para poder reaccionar adecuadamente en caso de imprevistos.
La perseverancia es saber estar en la corriente.

Algunas veces te sentirás como si en el callejon sin salida. Entonces, recuerda: “Incluso si te hayan comido tienes 2 salidas”.  😀 Con lo cual, la salida existe siempre. Y esta seguridad debe ser tu principio básico en los momentos, cuando todo no va según lo planeado.

Cómo aplicar esta regla de inmediato?




1. Antes de empezar, toma la firme decisión de actuar hasta que no consigas el resultado deseado.
2. Cualquier error, problema u obstáculo no tomes desde el lado negativo, sino como una oportunidad, un regalo que te indica nuevos caminos y oportunidades.
3. Si algo no te sale bien, se flexible. Busca otras variantes. Lo que es imposible de atravesar, se puede doblar o saltar.

4.  Constantemente desarrolla tus habilidades y conocimientos. La falta de problemas no es ninguna razón para relajarse. Manten el control sobre la situación, esto te ayudará a evitar muchos errores.

 

Comments

comments

No se admiten más comentarios