“Come aire” o cómo los veganos intentan destrozar el planeta

No comer carne solo por no ser cruel es ….

El otro día vi este video:

Vamos a dar el uso a nuestro cerebro, en otras palabras, vamos a suponer que todo el mundo pasó a comer verdura.  Y si digo “todo”, es toooooodo el mundo: los 7,3 billones de humanos que vivimos en la tierra que de repente pasa a ser vegetarianos. Os imagináis las consecuencias de tal catástrofe? Nos va a faltar la tierra para el cultivo. Nos va a faltar el tiempo para que maduren. Empezarán a utilizar más fertilizantes para estimular el crecimiento más de lo que hacen ahora. ¿Creen que verdura llena de fertilizantes es buena para nuestra salud? Qué es menos nocivo: una simple carne o verdura que está llena de sustancias químicas?

Otra pregunta que tenéis que hacer: ¿cuántos kilos de verdura al día necesita un hombre que en su trabajo debe emplear mucha fuerza física? Un poco menos que un elefante. No son los mismos calorías que gasta un oficinista y un mozo de almacén.

Ahora supongamos que todos nacemos para algo.  Las flores para dar el polen – comida de abejas, estas hacen miel y polinizan las flores, etc.   Pues de la misma manera, el “destino” de algunos animales es convertirse en comida.  Pero eso sí,  debemos hablar de la forma de sacrificarlos, para hacer menos daño posible y para que la muerte sea instantánea y que el animal no sufra. Pero no comer por lástima, no es del todo razonable, ni tampoco es la “compasión”. Es por una parte.

Me encantan los reality show de supervivientes. En uno de ellos, una chica vegetariana negaba comer carne, aunque estaba exhausta. ¿Pero por qué? Morir de hambre por los principios? O por lástima a los animales???!!! Aquella vez todo terminó por aceptar ella las persuasiones de su compañero a comer un poco de carne.

Creo que debemos conseguir que mantengan a los animales destinados para el sacrificio en mejores condiciones, que les mimen y les cuiden con el debido respeto, pues su destino es más que digno: darnos de comer a nosotros. y que les aseguren el sacrificio piadoso, para que no lleguen a sufrir. Yo creo en nuestros tiempos es un gesto más compasivo y maduro, a que “comer” los sesos del prójimo con la “carnoabstinencia”.

Y tu, ¿que piensas? Deja tu comentario.

Comments

comments

No se admiten más comentarios