Aurea mediocritas

El nombre  Altn Zam-Camino de Oro nace del concepto “dorado término medio” (“Aurea mediocritas”) conocido desde los tiempos remotos.

Es el Camino Medio en Budismo, que significa mantener el punto medio “de oro” entre el materialismo y espiritualismo, entre ascetismo y placeres, significa no llegar a los extremos.

Es la doctrina del medio de  Confucio  que dijo: “El noble mantiene  su conducta en el centro, a la vez que al nombre vulgar no le importa encontrarse  marginado de este centro.”

La concepción del “justo medio” (“Aurea mediocritas”) es el eje de la “Ética de Nicómaco” de Aristóteles.

Vadim Zeland en el “Transurfing” nos habla del equilibrio. ¿Qué es sino el “dorado término medio”?

El libro de Proverbios, cap.30 dice: “No me des ni pobreza ni riqueza”.

No obstante, no te caigas en la trampa del estereotipo erroneo que se formó al interpretar mal esa combinación de palabras en latin “Aurea mediocritas”, lo que en realidad no tiene nada que ver con la “mediocridad” y el sentido que tiene esta palabra.

Veamos el  concepto “dorado término medio” (“Aurea mediocritas”)  en dos ejemplos muy ilustrativos.

 Ejemplo 1. “Yo. Mi libertad, mis intereses personales y intereses de los demás”
  1. Rechazo mis propios intereses y dedico toda mi vida a servir al dios, a mi país, a mi familia, a mis hijos…
  2.  Yo tengo mis derechos y mis deseos, pero los limito, pues considero que la vida de mi país, jefe, familia, hijos  es más importante.
  3. Mis propios intereses son igual de importantes que los intereses de mi país, mi familia, mis hijos.  Siempre buscolas variantes donde satisfaciendo mis intereses, al mismo tiempo y a medida de lo posible, cuido los intereses de los demás.
  4. Mis propios intereses para mí son más importantes, pero por desgracia debo trabajar, pagar impuestos, cuidar mi familia y a mis hijos.
  5.  Me valoro por encima de los demás, mis placeres e intereses son primordiales, los cuido a cualquier precio y los intereses  de los demás no me importan para nada.
Ejemplo 2. “Dinero”
  1. Los pobres debemos unirnos y quitar a los ricos su riqueza.
  2. Aunque soy pobre soy honesto.
  3. Haré todo lo que depende de mí para llevar un nivel de vida que yo quiero.
  4. Hay que ser rico a cualquier precio, entonces seré feliz.
  5. Soy rico y el mundo me pertenece. Con mi dinero puedo comprar de todo y a todos.

Creo que no hace falta que te diga que la variante más óptima es la del medio. Pues es la que se llama el “Aurea mediocritas”, como puedes observar, no tiene nada que ver con ser mediocre, todo lo contrario, es una persona lista e inteligente, con el sano amor a sí mismo y muchas otras cualidades buenos y positivos.

2 extremos: práctico y romántico y el punto medio - el hombre del 3 milenio
Aurea mediocritas o el dorado término medio

 

Aun así te puede parecer que la vida según el “dorado término medio” es la vida de un mediocre.  Bien, sigamos, entonces, con nuestro “desmentimiento”.

¿Cual es la diferencia entre un “mediocre” y la vida según la ley del “dorado término medio” que es justo como se traduce del latín el “Aurea mediocritas” del que hablaba Aristóteles?

El dicho término no obtuvo su debido uso en nuestra vida por varias razones como, por ejemplo, su vaga formulación que afirma que la verdad está en el medio, confusión en el ámbito de su aplicación, desintegridad y contradicciones de nuestros conocimientos, etc.

Estoy de acuerdo contigo ¿qué de bueno puede ser que el país dirigiera un político “ni bueno ni malo”? ¿Qué de bueno hay en un médico “mediocre”? ¿En un profesor mediocre? Qué de bueno puede ser si a un “¿Qué tal te va?” tu única respuesta es: “comme ci comme ça”. (Los españoles decís “más o menos” y encogéis de hombros.  🙂 ) Claro que pensando así cualquiera rechazaría seguir el “dorado término de medio” en su vida. Nadie quiere ser mediocre.

La “trampa” está en que  la “ley” del “dorado término medio” (“Aurea mediocritas”) no es aplicable a todo que esté relacionado con el grado de la perfección. Por ejemplo, no podemos aplicarlo al tema de la salud, belleza, inteligencia, etc. Es decir, todo lo que sirva para nuestra perfección se rige por la ley “cuanto más mejor”.

Todo lo que nos puede desviarnos del camino a la perfección, obedece a la ley del “dorado término medio”: si tensas demasiado las cuerdas de la guitarra, se reventarán. Si las cuerdas no están lo suficientemente tensas, la guitarra no sonará .

Y aquí viene otro truco: llegar al “dorado término medio” es relativamente fácil, cualquiera pasa por allí, cuando la vida le “bambolea” de un lado para otro, la cuestión es mantenerse en este medio, entonces un puntito de oro se convierte en un camino entero. Y eso es precisamente la principal condición si quieres seguir tu Camino de Oro-Altn Zam.

Pero, ¿cómo saber dónde está nuestro “término medio”? Esa sensación de saber dónde está el punto de equilibrio lo tienes dentro de tí. Sólo tienes que distinguir y escuchar la fina voz de tu alma. Y cuando aprendas a oirla y hacerla caso, significará que hayas emprendido tu Altn Zam-Camino de Oro.

Una condición no menos importante consiste en que el Camino de Oro sobreentiende el desarrollo contiuo tanto de las calidades personales del caminante, como de sus cualidades profesionales, con todas las consecuencias que eso supone, pues, lo que no crece – muere.

Si vemos el conceptro del “justo término medio” desde otro ángulo, podemos ver lo siguiente: como he mencionado al principio, la metodología de Altn Zam-Camino de Oro es la compliación de lo mejor que nos pueden ofrecer el acervo de la sabiduria milenaria y los últimos descubrimientos en la psicología humana. Es decir, siguiendo los principios de Altn Zam-Camino de Oro no nos centramos en un único metodo, técnica o creencia, sino escogemos la mejor y jugamos adaptándolas a nuestras necesiadedes. Pues, esta técnica es nada más y nada menos que un “dorado punto de equilibrio” que da mucho mejor resultado a que tuvieramos que aplicar solo una.

 

Y así vivirá la gente en el 3-er milenio: libres, creativos, emprendedores, amables, colaboradores, responsables… Y si te gusta como suena,   deberías empezar a construir tu Camino de Oro-Altn Zam desde ya.  Y para que evites accidentes, atascos, choques y otras desgracias que normalmente te esparan si no conces el camino y no sabes “leer” la carretera, yo te enseñaré el Código de circulación por los caminos de la vida. 🙂

 

SKH

Comments

comments

Deja un comentario